CONFIGURACIONES ESPECIALES, ESE DOLOR DE CABEZA

Sin lugar a dudas, cuando el estudiante de astrología llega a las configuraciones especiales se encuentra con la piedra en el zapato.  Ya los aspectos comunes resultaban difíciles de interpretar, imagínate una configuración!!

Me gusta pensar que estas configuraciones son como señales especiales que nos envía el Universo para decirnos: AQUÍ HAY ALGO IMPORTANTE PARA TRABAJAR!!

Pero, como interpretarlas?  He aquí la cuestión!!

En sucesivas entregas vamos a tratar de entregar los mejores y más claros conceptos de cada una de ellas.

YOD o el «Dedo de Dios»

(muy buen texto extraído de la revista Mercurio 3, 1988)

imagesTodos los astrólogos están familiarizados con el YOD. Thyrza Escobar y Dane Rudhyar han escrito extensamente sobre el tema. Esta configuración consiste en dos planetas en sextil que, a su vez, aspectan en quincuncio a un tercer planeta. Al YOD también se le denomina el «Dedo de Dios», o el «Dedo del Destino». Con esta configuración, la vida tiende a seguir dentro de unos moldes determinados que funcionan durante cierto tiempo, pero luego giran hacia una nueva dirección. En el tiempo y lugar adecuados se abandonan ciertas actitudes y las circunstancias también se modifican. Pero su curso no puede precipitarse, las cosas suceden cuando les llega su momento, ni antes ni después.

El quincuncio es a menudo una influencia desbaratadora. Sugiere que ocurre alguna situación en la vida del nativo que le fuerza a actuar con objeto de resolver lo que siempre le está molestando.

Hasta aquí, los dos planetas que forman un quincuncio con el tercero están en sextil entre sí; por esto en cierto modo, la situación resulta beneficiosa para la persona que tiene el YOD, aunque sólo después de que se hayan realizado las adaptaciones indicadas por los quincuncios.

Después de haber estado analizando durante varios años estas configuraciones, yo pienso que la acción debe realizarse a través del planeta que recibe los dos quincuncios, o el que forma el «Dedo» del YOD. Es como si una persona caminara cuesta abajo, en el sendero de la vida y llegara a un cruce del camino. Ante tal circunstancia, generalmente se tienen varias opciones; pero con el YOD no es así; es como si el camino que debe emprenderse ya fuese preestablecido de antemano. Puede que se trate de una grave enfermedad, de una catástrofe financiera, un cambio en las costumbres o la pérdida de un allegado, causas que pueden motivar la acción. Nos las tenemos que ver con dos quincuncios, y ello conlleva un reajuste que deberá realizar el nativo. Quizá parezca excesivamente desafiante, pero en realidad, la persona se encuentra que puede solucionar esta encrucijada gracias a la oportunidad que le permite el sextil.

Ejemplos:

bol_gea_20050401CHARLES DICKENS
8 de febrero de 1812, a O h 20′ hora local. Lat. 50° 47′ N.; Long. 1° 05′ W.

Por ejemplo: en la carta de Charles Dickens. Urano, regente de la casa IV, forma un quincuncio con Júpiter en la casa VIII; Mercurio, regente de la casa VIII, también aspecta en quincuncio a Júpiter, pero Mercurio y Urano forman sextil entre sí. Cuando Dickens tenía 9 años aproximadamente, su padre (casa IV) fue arrestado y encarcelado por sus deudas impagadas. Durante las visitas que Dickens hacía a su padre en la prisión, aprovechaba para tomar apuntes sobre las condiciones ambientales que podía observar y, posteriormente, le sirvieron para escribir (Mercurio) sobre las cárceles, con ciertos tintes de horror y a la vez de extrema simpatía. Así es como una situación difícil en su niñez le permitió obtener ventajas en los años posteriores.

Otro ejemplo es la carta de Ferde Grofe, compositor de la Grand Canyon Suite y muchas otras bellas composiciones musicales. Su Urano forma, por un lado, doble quincuncio con Júpiter y el Sol en la casa II; por el otro lado quincuncios con Neptuno y Plutón en la casa III. A los 14 años se fue del hogar familiar; desempeñó varios oficios y vivió en muchos ambientes diferentes. No sólo ganó en experiencia y sagacidad, sino que gracias a su vida ambulante pudo experimentar diversas clases de música. Su vida nómada y la necesidad de adaptarse a gentes poco comunes (Neptuno y Plutón en la casa III) le capacitaron para diversificar su genio musical cuando posteriormente llegó a ser compositor y director de orquesta (Sol junto a Júpiter, regente del MC.).

ferde grofe

Anuncios

Publicado el 12 noviembre 2009 en astrología. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: